MENSAJE vs MENSAJE

La esencia del éxito en todo, esta conectado a como se comunica un MENSAJE. Esto determina y se divide en dos partes 1) El objetivo final y 2) El proceso para conseguirlo. Muchos en el tiempo de Cristo tenían un MENSAJE incorrecto y no aceptaron el proceso, ni pudieron entender las señales y milagros como una confirmación de su Divinidad. Hoy nuestro MENSAJE no puede propagar una realidad incorrecta que sigue cegando a las personas y que no los lleva a la cruz. Muchos se beneficiaron de Jesus, pero no aceptaron su Señorío!!! EL MENSAJE que tenían les cegaba de la realidad del Evangelio y no podían reconocer la Presencia y Gloria de Dios. Nuestro MENSAJE del 2018, debe llevar la gente a la Cruz, ese lugar de reconocimiento de pecado y reconciliación. No podemos liderar a personas que antes no han dado su vida a Cristo. 2018 año de cosecha. Shalom.