El fundamento de la Iglesia, según Efesios 2:20 está puesto por los Apostoles y Profetas. La palabra griega para
definir fundamento es la palabra “Zemelio” que significa “Cimientos”. La diferencia espiritualmente entre fundamento y cimientos, es que fundamentos, pueden haber muchos, pero cimientos solamente se pueden poner los que van a mantener la edificación que se quiere construir. El ministerio Apostólico Zemelio, es un servicio, que ayuda a regular que esos cimientos sean biblícos y al mismo tiempo apoyo, a la visión de cada congregación.

 

Isaías 54:2-3. “Ensancha el sitio de tu tienda, y las cortinas de tus habitaciones sean extendidas; no seas escasa; alarga tus cuerdas y refuerza tus estacas. Porque te extenderás a la mano derecha y a la mano izquierda; y tu descendencia heredará naciones, y habitara las ciudades asoladas.”

 

Estos versículos han formado parte de nosotros desde el primer día en que la Iglesia del Albir empezó a existir. Cada año hemos entendido un poco más las implicaciones y la responsabilidad de tener esta visión y promesa  sobre nosotros.

Hemos pasado muchas etapas de crecimiento y de aprender a través del servicio a nuestros Señor.

También hemos visto muchas vidas restauradas y a muchos descubrir sus Dones y llamados. Para algunos su etapa con nosotros ya se termino, tal como Dios lo había hablado, y ahora están siendo de bendición en otras congregaciones y en otros países.

Cada área de esos versículos tiene sus desafíos y también sus bendiciones y queremos seguir creciendo en influencia y presencia en la Marina Baixa, pero también en otros lugares y especialmente en la Península, un desafío que late en el corazón de esta palabra y que estamos viendo como nuestros Señor va delante de nosotros abriendo los caminos necesarios para conseguirlo.

 

Nos esperan más áreas por descubrir de estos versículos y también nuevos elementos a añadir en nuestra estructura para que estemos mas unidos, nunca dejando de ser una familia y que al mismo tiempo podamos seguir consiguiendo los mismos objetivos en la vida de cada persona que se convierta o decida crecer con nosotros. Creemos en los 5 ministerios (hombres y mujeres) y que en la extensión de esas unciones, muchas congregaciones, serán Centros Apostólicos.

Para ellos os animo a que “sigamos soñando, caminando y cosechando juntos” utilizando todos los recursos  que Dios aporte a nuestras vidas. Que muchas personas sean Salvas, que Muchas personas sean Sanadas y Liberadas, que Muchas personas sean encaminadas en sus Dones y llamados, que Muchas personas sean discipuládas y que Muchas personas sean enviadas para ser de bendición en otras congregaciones y que Muchos Pueblos asolados reciban la Luz del Evangelio.

 

Juntos podemos dejar una Herencia Duradera a nuestros Hijos y a las

Generaciones que están creciendo ya y que vendrán”

“SOÑEMOS, CAMINEMOS Y COSECHAMOS JUNTOS”